Documentos seleccionados

Reciba directamente por correo electrónico todos los documentos seleccionados durante su navegación.

0
Su selección de documentos
Residential-Products Senso Losetas y Lamas de vinilo

El suelo vinílico es un tipo de pavimento fabricado con Policloruro de Vinilo (PVC). A las ventajas de este material se añade una fácil instalación que se amplifica cuando se trata de suelos vinílicos autoadhesivos.


En este proceso, se utiliza pegamento que se incorpora a la parte inferior, lo que facilita su adherencia al suelo de forma limpia, rápida y sencilla. Una forma excelente de facilitar el cambio en esta superficie.


El suelo vinílico autoadhesivo se utiliza principalmente en el ámbito residencial, ya que no son necesarios amplios conocimientos técnicos para proceder a su instalación. Es decir, cualquier particular puede iniciar el proceso de instalación en una de las estancias de la vivienda, pues se implanta encima del pavimento existente. En consecuencia, no es necesario realizar ninguna obra. Es un proceso que ahorra materiales, tiempo y dinero.


Existen distintos suelos vinílicos autoadhesivos fáciles de combinar con el diseño de la vivienda. Se puede seleccionar modelo en función de nuestras preferencias por tamaño, color y textura. Generalmente este tipo de pavimento se presenta en forma de loseta o láminas.

Mantenimiento y limpieza de este tipo de suelos

El mantenimiento y limpieza de este tipo de suelos son procesos sencillos con los que conseguir una apariencia y estado perfectos a lo largo del tiempo.


Simplemente se recomienda una primera limpieza con detergente concentrado estándar y un producto de restauración. Con barrer o aspirar la superficie y limpiar posteriormente con esos elementos es más que suficiente.


En ocasiones siguientes no es necesario el uso de detergentes concentrados, salvo que se perciba excesiva suciedad. La limpieza cotidiana puede realizarse como con cualquier otro tipo de suelo: barrer o aspirar para retirar polvo y otros restos y, posteriormente, fregar con detergente estándar para suelos.


Si se desea, se pueden realizar un par de limpiezas en mayor profundidad un par de veces al año. En este caso el proceso es el mismo que para la primera limpieza. Hay que eliminar todo el polvo previamente con una escoba o con una aspiradora. Luego se limpia con una mopa y el detergente concentrado y se aplica el producto de restauración. Para terminar, se deja secar la superficie.


En definitiva, los métodos de limpieza y cuidado que tendríamos con cualquier pavimento. Obteniendo, sin embargo, una apariencia perfecta e idéntica a la del primer día, gracias a la calidad de la superficie. Gracias en gran parte al acabado PUR+ de los suelos vinílicos autoadhesivos de Gerflor. Un tratamiento antiestático incorporado a los pavimentos que minimiza el mantenimiento.

Suelos vinílicos autoadhesivos premium

Uno de los mejores suelos vinílicos autoadhesivos es el Senso Premium Self-Adhesive. Se caracteriza por tener una capa adhesiva extra fuerte y una constitución también fuerte que optimiza la duración sin dificultar la instalación.

  • Su interior está fabricado con fibra de vidrio, que garantiza tanto resistencia como estabilidad.
  • Está disponible en formato plancha (61 x 61 cm) o baldosa (18,4 x 121,9 cm) con diversos diseños. Lisos, con dibujos, de madera, mineral, en color beige, gris, multicolor, etc. Fácil de adaptar al diseño general de la vivienda.
  • Son compatibles con sistemas de climatización por suelo como el suelo radiante refrescante.
  • Tienen una capa de barniz que funciona contra el desgaste y la deformación de 0,3 milímetros.
  • Instalación fácil y rápida sin necesidad de utilizar herramientas, únicamente un cúter.
  • Los suelos vinílicos autoadhesivos son resistentes al agua.
  • De fácil mantenimiento. Limpiezas clásicas con escoba, aspiradora y mopa húmeda.
  • Antiestático.

Suelos vinílicos autoadhesivos para cocina

Los suelos vinílicos autoadhesivos son un tipo de suelo apto tanto para cocinas como para baños. Se trata de pavimentos aptos para cubrir las características especiales de estas estancias: humedad, uso de cierto tipo de productos, manchas específicas, etc.


En cocina es una excelente alternativa para evitar los inconvenientes de los suelos convencionales (cerámica, porcelana, etc), en lo que a instalación se refiere. Convirtiéndose en la actualidad, y gracias a las últimas innovaciones y desarrollos, en un formato con excelente estética y, sobre todo, resistencia.


Es un suelo que cada vez se utiliza más en cocinas por su alta durabilidad. A ello le acompaña que son asequibles económicamente y prácticos. Se pueden adaptar a todo tipo de cocina gracias a su amplia variedad de diseños y colores. Siempre partiendo de una sencilla instalación.


Lo mismo sucede con otras estancias de la casa. Los suelos vinílicos autoadhesivos para el baño son cada vez más demandados. Son suelos impermeables, por lo que son efectivos para zonas húmedas o en donde se puedan derramar productos de diversa densidad, como es el caso de la cocina.


La mencionada gama premium es excelente en estos casos, dadas sus potentes características de impermeabilidad. A las que hay que añadir extras de higiene muy importantes para estas áreas, dado que los componentes y tipo de fabricación utilizados impiden la aparición de hongos y bacterias.

Suelos Gerflor, la mejor solución para su hogar

Hecho en Francia

Todos nuestros productos son diseñados y manufacturados en nuestras plantas de producción en el sur de Francia.

Ambiente

Nuestros pavimentos preservan los recursos del planeta y la vida humana

Gana tiempo

Una instalación rápida y fácil garantiza una manutención mínima

Garantía de al menos 10 años garantizada

Gerflor garantiza productos de larga duración que resisten el paso del tiempo